sábado, 3 de octubre de 2015

Tradición del Santo Rosario en Zalamea La Real

El Rosario es una de las tradiciones religiosas más ricas de Zalamea la Real. Asociado a su culto se formó, probablemente propiciado desde la misma cofradía, un grupo de campanilleros que recorría las calles del pueblo cantando canciones dedicadas a María, Madre de Jesús. Hoy, Zalamea es uno de los pueblos donde El Rosario se interpreta con mayor pureza de estilo con respecto a su origen. Las coplas son alabanzas a la Santísima Virgen acompañadas de voces masculinas, guitarras, bandurrias, violines y esquila, cantadas por las calles todas las noches del sábado al domingo del mes de octubre.

 

Años atrás, los trovadores del Rosario se recogían en la Iglesia donde, a las cinco de la madrugada, hora en que sonaba la campana grande de la torre, acompañaban a la procesión del Rosario de la Aurora. Componía el cortejo una larga fila de mujeres, rosario en mano, seguida del estandarte del Rosario. Un sacerdote dirigía el rezo. Seguían a continuación los hombres, «…de trecho en trecho, una pausa, la muchedumbre se detiene en silencio, y tras la enunciación del Misterio, la glosa cantada.
De vuelta al templo se celebraba la denominada misa del alba.

 

Pincha aquí para descargar el itinerario.
Lugar: El recorrido del Santo Rosario, tendrá lugar todos los sábados del mes de Octubre con salida desde el Hogar del Pensionista a las 00:00h. los días 3, 10, 17, 24 y 31 de Octubre.
Zalamea la Real

El Rosario es una de las tradiciones religiosas más ricas de Zalamea la Real. Asociado a su culto se formó, probablemente propiciado desde la misma cofradía, un grupo de campanilleros que recorría las calles del pueblo cantando canciones dedicadas a María, Madre de Jesús. Hoy, Zalamea es uno de los pueblos donde El Rosario se interpreta con mayor pureza de estilo con respecto a su origen. Las coplas son alabanzas a la Santísima Virgen acompañadas de voces masculinas, guitarras, bandurrias, violines y esquila, cantadas por las calles todas las noches del sábado al domingo del mes de octubre.   Años atrás, los trovadores del Rosario se recogían en la Iglesia donde, a las cinco de la madrugada, hora en que sonaba la campana grande de la torre, acompañaban a la procesión del Rosario de la Aurora. Componía el cortejo una larga fila de mujeres, rosario en mano, seguida del estandarte del Rosario. Un sacerdote dirigía el rezo. Seguían a continuación los hombres, «…de trecho en trecho, una pausa, la muchedumbre se detiene en silencio, y tras la enunciación del Misterio, la glosa cantada. De vuelta al templo se celebraba la denominada misa del alba.   Pincha aquí para descargar el […]
2015-10-03
2015-10-31
Zalamea la Real Zalamea la Real