miércoles, 13 de noviembre de 2019

III Ciclo de Conferencias ‘Reflexiones sobre Huelva’: Las fortificaciones señoriales onubenses

El profesor, Juan Luis Carriazo Rubio ofrecerá una ponencia titulada ‘Las fortificaciones señoriales onubenses: balance y perspectivas de la investigación’. 

 

Tras las grandes conquistas de territorios andalusíes por el reino castellano-leonés en el siglo XIII, hubo que organizar, controlar y repoblar lo conquistado. En un primer momento, las órdenes militares adquirieron cierto protagonismo, sobre todo en las zonas fronterizas y, por tanto, más expuestas. Sin embargo, fue la nobleza laica la que tomó el relevo, desde finales de la centuria, de manera muy decidida. Durante los siglos XIV y XV, la señorialización constituye un fenómeno muy característico tanto en la región como en el reino. El ámbito onubense no fue una excepción, sino, por el contrario, un ejemplo paradigmático, teniendo en cuenta que el mayor concejo de realengo de la zona, el de Niebla, terminó siendo entregado en señorío al señor de Sanlúcar de Barrameda, descendiente de Guzmán el Bueno. En las nuevas circunscripciones señoriales se construyeron nuevas fortalezas y se reaprovecharon otras ya existentes. Todas ellas son testimonio del poder de sus señores, de las luchas con linajes y señoríos vecinos, y de las estrategias políticas y económicas que pusieron en práctica. Algunos edificios han sobrevivido hasta hoy; otros han desaparecido por completo, pero la investigación histórica y arqueológica ha realizado avances muy significativos durante las últimas décadas.

 

Organizadas por la Fundación Juan Manuel Flores Jimeno.

Entrada libre.

Información: 609 867 600

Lugar: Salón de actos de la Caja Rural del Sur, Mora Claros 6-8.

El miércoles 13 de noviembre, a las 19:00h.

Huelva

El profesor, Juan Luis Carriazo Rubio ofrecerá una ponencia titulada ‘Las fortificaciones señoriales onubenses: balance y perspectivas de la investigación’.    Tras las grandes conquistas de territorios andalusíes por el reino castellano-leonés en el siglo XIII, hubo que organizar, controlar y repoblar lo conquistado. En un primer momento, las órdenes militares adquirieron cierto protagonismo, sobre todo en las zonas fronterizas y, por tanto, más expuestas. Sin embargo, fue la nobleza laica la que tomó el relevo, desde finales de la centuria, de manera muy decidida. Durante los siglos XIV y XV, la señorialización constituye un fenómeno muy característico tanto en la región como en el reino. El ámbito onubense no fue una excepción, sino, por el contrario, un ejemplo paradigmático, teniendo en cuenta que el mayor concejo de realengo de la zona, el de Niebla, terminó siendo entregado en señorío al señor de Sanlúcar de Barrameda, descendiente de Guzmán el Bueno. En las nuevas circunscripciones señoriales se construyeron nuevas fortalezas y se reaprovecharon otras ya existentes. Todas ellas son testimonio del poder de sus señores, de las luchas con linajes y señoríos vecinos, y de las estrategias políticas y económicas que pusieron en práctica. Algunos edificios han sobrevivido hasta hoy; […]
2019-11-13
2019-11-13