martes, 22 de enero de 2013

Fiestas Patronales de San Vicente Mártir

A pesar del frío que suele hacer, ésta es la fiesta grande del pueblo, en la que los vecinos instalan pequeñas casetas familiares delan- te de sus casas y, día y noche, el pueblo se llena de bullicio.

Durante la fiesta y los días previos, Lucena despierta con el sonido matinal del tamboril, que llena las calles de fervor y entusiasmo. El día grande es el 22 de enero, día del patrón San Vicente que, desde por la mañana, recorre todas las calles del pueblo recibiendo los vítores y el calor de su gente.

El santo se erige en un sencillo paso de plata, rodeado por flores y candelabros de guardabrisas.

Después de todo un intenso día de procesión, llega la hora de la puja, en la que participa todo el pueblo. La puja es una especie de subasta en la que los vecinos ofrecen donativos a cambio de que el santo pase por los lugares que el donante desee, por ejemplo, por delante de alguna caseta, o para que entre o salga de la iglesia parroquial.

Lucena del Puerto 

A pesar del frío que suele hacer, ésta es la fiesta grande del pueblo, en la que los vecinos instalan pequeñas casetas familiares delan- te de sus casas y, día y noche, el pueblo se llena de bullicio. Durante la fiesta y los días previos, Lucena despierta con el sonido matinal del tamboril, que llena las calles de fervor y entusiasmo. El día grande es el 22 de enero, día del patrón San Vicente que, desde por la mañana, recorre todas las calles del pueblo recibiendo los vítores y el calor de su gente. El santo se erige en un sencillo paso de plata, rodeado por flores y candelabros de guardabrisas. Después de todo un intenso día de procesión, llega la hora de la puja, en la que participa todo el pueblo. La puja es una especie de subasta en la que los vecinos ofrecen donativos a cambio de que el santo pase por los lugares que el donante desee, por ejemplo, por delante de alguna caseta, o para que entre o salga de la iglesia parroquial. Lucena del Puerto 
2013-01-22
2013-01-22