miércoles, 27 de febrero de 2013

Ópera: “Fausto” de Gounod

Retrasmisión en diferido de la ópera en 5 actos del compositor Gounod desde el Royal Opera House de Londres.

Fausto, de Gounod, fue la opera de más éxito de su época. Llegó a Convent Garden en 1863, cuatro años después de su estreno parisino, y pronto se convirtió en la favorita del público victoriano. En 2004, Fausto volvió al repertorio del Royal Opera con broche de oro: la brillante producción teatral de David McVicar, situada en el París del Segundo Imperio, ha dado a sus conocidas melodías, a sus grandes conjuntos y a su lucha central entre el bien y el mal, una nueva vida. Los espléndidos decorados de Charles Edwards evocan el París de Gounod, reproducen incluso cuadros de la época, y la lucha interna del compositor entre la devoción religiosa y la pasión por el teatro proporciona un inteligente trasfondo. La caída de Fausto, el filósofo tentado por el diablo Mefistófeles, y las terribles consecuencias de su amor malsano por la inocente Margarita para ella y para su hermano Valentín, son trazados con perspicacia y virtuosismo teatral. Con su diabólica presentación del Cabaret L’Enfer, donde el famoso vals de Gounod conduce el segundo acto hasta su emocionante punto álgido, esta producción reivindica a Fausto para el siglo XXI. El elenco incluye al prometedor Vittorio Grigolo como el elegante Fausto, a René Pape como su némesis Mefistófeles, a Dmitri Hvorostovsky como el desafortunado Valentín y a Angela Gheorghiu, que vuelve al papel que ya interpretó en esta producción en 2004 como la inocente Margarita.

Lugar: Cinebox Aqualon Puerto

Huelva

Retrasmisión en diferido de la ópera en 5 actos del compositor Gounod desde el Royal Opera House de Londres. Fausto, de Gounod, fue la opera de más éxito de su época. Llegó a Convent Garden en 1863, cuatro años después de su estreno parisino, y pronto se convirtió en la favorita del público victoriano. En 2004, Fausto volvió al repertorio del Royal Opera con broche de oro: la brillante producción teatral de David McVicar, situada en el París del Segundo Imperio, ha dado a sus conocidas melodías, a sus grandes conjuntos y a su lucha central entre el bien y el mal, una nueva vida. Los espléndidos decorados de Charles Edwards evocan el París de Gounod, reproducen incluso cuadros de la época, y la lucha interna del compositor entre la devoción religiosa y la pasión por el teatro proporciona un inteligente trasfondo. La caída de Fausto, el filósofo tentado por el diablo Mefistófeles, y las terribles consecuencias de su amor malsano por la inocente Margarita para ella y para su hermano Valentín, son trazados con perspicacia y virtuosismo teatral. Con su diabólica presentación del Cabaret L’Enfer, donde el famoso vals de Gounod conduce el segundo acto hasta su emocionante punto […]
2013-02-27
2013-02-27