miércoles, 1 de junio de 2016

Exposición: Lo vulnerable

De Lola Guerrera, proyecto premiado con la Beca Daniel Vázquez Díaz.

Lo Vulnerable fue, sobre todo, una cabaña; refugio simbólico, escondrijo o madriguera. Una metonimia de la debilidad de un cuerpo que protege como un paraguas calándose, de la preocupación sobre unas expectativas de total amparo. Ahora Lola Guerrera (Córdoba, 1982) es madre con un cuerpo falible y efímero. ¿Has imaginado mirarte a través de los ojos de un niño (tuyo porque lo has fecundado, engendrado y alimentado, porque fuiste y eres su caparazón)? Podrás escuchar el flujo de tu organismo, sentir los crujidos del tiempo, adivinar tu ruina. Quédate ahí, se escucha, pero continuemos.

 

A Lola le interesa el paisaje construido (imposible quizás), unión de dos o más elementos para formar un tercero único, momento de la concepción. Aquí el paisaje es un objeto contenido y retenido en un interior, como una semilla que se gesta; el producto de la noción. Una habitación empapelada (dispuesta a mojarse y decaer, a quemarse y desaparecer), una nube naranja que se esfuma, un bandada de pájaros construidos, un cosmos de flores, una luz que se agota en un momento determinado e indeciso sobre palmeras pacientes. Preocupada por ese instante incógnito, Lola se esfuerza en resolver la incertidumbre de una ecuación en la que fotografía más escultura es igual a un derrame.

 

Horario: de 10:00 h a 14:00 h y de 17:00 h a 21:00 h de lunes a viernes y de 10:00 h a 14:00 h los sábados.

Lugar: Sala de la Provincia. Del 1 de junio al 2 de julio.

Huelva 

 

De Lola Guerrera, proyecto premiado con la Beca Daniel Vázquez Díaz. Lo Vulnerable fue, sobre todo, una cabaña; refugio simbólico, escondrijo o madriguera. Una metonimia de la debilidad de un cuerpo que protege como un paraguas calándose, de la preocupación sobre unas expectativas de total amparo. Ahora Lola Guerrera (Córdoba, 1982) es madre con un cuerpo falible y efímero. ¿Has imaginado mirarte a través de los ojos de un niño (tuyo porque lo has fecundado, engendrado y alimentado, porque fuiste y eres su caparazón)? Podrás escuchar el flujo de tu organismo, sentir los crujidos del tiempo, adivinar tu ruina. Quédate ahí, se escucha, pero continuemos.   A Lola le interesa el paisaje construido (imposible quizás), unión de dos o más elementos para formar un tercero único, momento de la concepción. Aquí el paisaje es un objeto contenido y retenido en un interior, como una semilla que se gesta; el producto de la noción. Una habitación empapelada (dispuesta a mojarse y decaer, a quemarse y desaparecer), una nube naranja que se esfuma, un bandada de pájaros construidos, un cosmos de flores, una luz que se agota en un momento determinado e indeciso sobre palmeras pacientes. Preocupada por ese instante incógnito, Lola […]
2016-06-01
2016-07-02
Huelva Huelva