15 de marzo de 2019

Mentes Hexagonadas, vuelta a los juegos de mesa

Por Paula Garrido López.

 

El pasado fin de semana se desarrolló en La Casa de la Juventud La Ruta, el IV Encuentro de Juegos de Mesa, Rol y Miniaturas de Huelva. Decidimos vivir la experiencia en primera persona y fuimos a echar unas partidas junto a los amigos de Mentes Hexagonadas. Lo pasamos en grande, aquí os contamos cómo fue todo.

 

Decidí acercarme a las jornadas el sábado sobre las 19:00 horas, ya que la organización me había comentado que sería la hora más concurrida del día. Antes de entrar al edificio varias personas se encontraban en la puerta comentando las partidas que habían realizado, o que iban a realizar. Dentro había un stand de información, donde te solucionaban cualquier duda acerca de las jornadas, y te entregaban el Pasaporte Lúdico.

 

En la planta alta estaban situadas las diferentes tiendas donde se podían adquirir juegos de mesa, figuras relacionadas con personajes de los propios juegos, y merchandising de todo tipo. Al final de la sala, estaban dispuestas varias mesas, donde se podían ver algunas partidas de juegos de mesa, y en la planta baja estaban el resto de mesas con sus respectivos jugadores. Era tal la afluencia de las jornadas, que un grupo de chavales me comentó que llevaban unos minutos esperando mesa para poder comenzar a jugar, e incluso señalaron que el lugar este año se había quedado pequeño para todo el público que había llegado.

 

Tuve una pequeña entrevista con Fran Gómez, uno de los organizadores, que me estuvo comentando los orígenes de la asociación, el objetivo de la misma y cómo habían evolucionado hasta el momento. También me indicó la dinámica del lugar, pues todo es gratuito y está recomendado para todas las edades, las jornadas no están dirigidas a un público concreto, es decir, hay disponible juegos de todo tipo y para todos los gustos posibles.

 

Me sorprendió la barra de juegos que había en la planta baja, pues como me había comentado anteriormente Fran, la asociación disponía de docenas de juegos con los que se podían jugar de manera gratuita, y que además eran explicados por los monitores. Esta dinámica me pareció muy interesante, al ser unas jornadas de duración muy corta, es mucho más sencillo que alguien explique las instrucciones de los juegos, y no tener que leer la guía y perder tiempo.

 

 

Estuve observando cómo hacían las demostraciones los monitores, e incluso me animé a jugar a alguno con un grupo de amigas que me encontré casualmente allí. Al encontrarme a este grupo de conocidas me di cuenta de la recepción tan grande que tenía el lugar, pues no esperaba encontrarme tal cantidad de personas.

 

Había también una sala donde se estaban realizando competiciones y juegos de rol, la cual estaba repleta de niños jugando y divirtiéndose con amigos. En la zona principal de juegos, pude observar muchas mesas con familias enteras, y estando allí un chico me comentó que acude cada año, pues le parece una forma diferente de relacionarse, hacer amigos y además es un punto de reunión de familias, donde los más pequeños se divierten y dejan a un lado las nuevas tecnologías.

 

La barra solidaria de Huelva con el Sahara ofertaba algo de comida y bebida con precios populares, lo cual me pareció buena idea, pues de esta forma los participantes no tienen que salir del edificio para tomar algo. Un participante me comentó que la jornada suele alargarse hasta las 12 de la noche o incluso más, algo que me llamó la atención bastante.

 

Debo decir que me lo pasé genial, fue una experiencia que no había vivido antes y que volveré a realizar el año que viene sin dudarlo, ya que soy jugadora habitual de juegos de mesa, pero nunca antes había escuchado que hubieran asociaciones de este tipo, pienso que es una forma muy sana de desconectar de los problemas y de las redes sociales y volver a los juegos más tradicionales que inculcan grandes valores, como por ejemplo el compañerismo. Además, debido a la gran cantidad de gente que había, saqué como conclusión que la ciudad de Huelva necesita más encuentros de este tipo, ya que una jornada al año no es suficiente para la gran demanda que se ha podido ver en las jornadas pasadas de Juegos de Mesa, Rol y Miniaturas.

 

 

Mentes Hexagonadas

Mentes Hexagonadas comenzó con un grupo de amigos que se reunían a menudo para entretenerse con juegos, pero hace 11 años decidieron dar el paso y crear una comunidad con la que poder organizar jornadas, jugar, buscar un espacio propio donde poder desarrollarse y mostrar a la gente los juegos de mesa, entre otras muchas opciones de ocio.

 

Esta asociación se inició en 2008, y desde ese mismo año se iniciaron las jornadas, en un primer momento se establecieron en la Gota de Leche, pero al ser un espacio reducido en 2010 se aventuraron a llevar a cabo en Huelva un encuentro de juegos de mesa a nivel Nacional, ‘’todo ello fue gracias a la colaboración de muchas asociaciones de Sevilla, Badajoz… estas jornadas llenaron el Palacio de Deportes Carolina Marín, editoriales de toda España acudieron a la llamada, fue un evento con el que nos dimos a conocer’’, señala Fran Gómez, uno de los organizadores de Mentes Hexagonadas.

 

Tras el gran recibimiento que obtuvieron, desarrollaron jornadas a nivel local en el Instituto Andaluz de la Juventud, y a la par nació otra asociación, en este caso juvenil, llamada Tierra de Fantasía, dedicada principalmente a los juegos de rol, con la que decidieron unirse en 2016 y crear el Encuentro de Juegos de Mesa, Rol y Miniaturas de Huelva. Estos encuentros se han venido realizando en La Casa de la Juventud La Ruta durante tres ediciones y esta cuarta la coordina únicamente Mentes Hexagonadas, debido a que Tierra de Fantasía se disolvió a finales de 2018.

 

 
 
Más noticias en Territorio Huelva

Agenda cultural de hoy en Territorio Huelva