11 de marzo de 2019

La Feria Medieval de Palos de la Frontera recrea este fin de semana los días la gesta descubridora

Por Paula Garrido López.

 

Este fin de semana se celebra la XIX edición de la Feria Medieval de Palos de la Frontera, como viene siendo habitual tiene lugar en torno al 15 de marzo. Casualmente, este año la efeméride coincide con la llegada a Palos del marinero Martín Alonso Pinzón, dando comienzo así a los actos institucionales.

 

La Feria se inició en la calle Fray Juan Pérez, junto a la Iglesia de San Jorge, conocida por ser el lugar donde se reclutó a los marineros de Palos para embarcarse en el Descubrimiento de América. En un comienzo, esta contaba con tres o cuatro puestos, y a medida que han pasado los años, los habitantes se han ido implicando cada vez más, hasta el punto de haber una gran demanda de artesanos y hosteleros que desean montar sus propios puestos. “El volumen de la feria es tal que la planificación de preparativos arranca a comienzos de diciembre”, menciona la concejala de cultura María Teresa García.

 

Hace unos años se introdujo el Gran Desfile, que es muy recomendable disfrutar desde primera hora, sobre las 12 del mediodía. Asimismo, se ofrece una amplia programación de actividades cada cuarto de hora, actividades que se prolongan hasta las 12 de la noche, clausurándose la jornada con un espectáculo de fuegos artificiales.

 

 

La fiesta palerma ha experimentado una gran acogida y la atracción de visitantes ha ido aumentando llegando hasta las 70.000 y 80.000 personas durante el fin de semana que dura la celebración.  Además, gran parte del público que acude al festejo aprovecha la ocasión para comprar productos típicos de la zona, como puede ser la fresa, degustar la gastronomía tradicional en restaurantes del municipio y visitar la casa de los Hermanos Pinzón, la Iglesia de San Jorge o el Museo.

 

 

A nivel turístico se trata de una celebración que promociona enormemente Palos de la Frontera. “Ha sido declarada como Bien Turístico Regional y estamos yendo a por el Nacional para posteriormente aspirar al Internacional” señala la concejala nuevamente.

 

Todo el pueblo participa directa e indirectamente en ella, algunas personas montan puestos de dulces y objetos artesanales, se ofertan talleres de nudos marineros, cuero o alfarería entre otros muchos, donde los niños pueden disfrutar y jugar de forma tranquila en actividades gratuitas, siendo una celebración enfocada mayoritariamente a los más pequeños. “Es una experiencia diferente, ya que todo el mundo que asiste va vestido con prendas del medievo e incluso decoran carritos de bebé, lo cual hace que nos metamos más en la época” menciona una vecina del pueblo.

 

Debido a la amplia variedad de actividades que ofrece la feria, ya sean espectáculos que recrean la época, talleres, exhibiciones, pasacalles o barras donde poder tomar un aperitivo, es posible disfrutar un día completo de esta fiesta tan entrañable y familiar. Además es una gran ocasión para dar a conocer Palos de la Frontera y la gran historia que guarda tras sus rincones.

 

 
 
Más noticias en Territorio Huelva

Agenda cultural de hoy en Territorio Huelva