7 de octubre de 2018

Cell Block 2: Conexión britano-onubense

Por Héctor Núñez.

 

Los vestigios de la influencia y el paso del pueblo inglés por nuestra tierra se muestran físicamente palpables tanto en nuestra capital como en Riotinto, dejándonos un importante número de capítulos en la historia de nuestra tierra que afectan a parte de nuestra conducta social, a nuestra imagen arquitectónica y al entorno deportivo, pero que raramente se asocian con otras disciplinas artísticas… o tal vez sí…

 

Nuestro clima, nuestra costa, nuestra gastronomía y, sobre todo, nuestra particular idiosincrasia y forma de vivir es un imán en constante atracción de culturas que buscan instalar en el suroeste su propio y pequeño paraíso  con el que seguir explorando, mestizando y exponiendo música en cualquier vertiente. Cell Block 2 (o su alter ego Alcatraz) es uno de los muchos ejemplos con los que contamos, un combo de nativos del Reino Unido que encuentra en nuestra tierra ese pequeño edén y que no tarda en contagiarse del entorno cultural para apresurarse a enriquecerlo desde la perspectiva sajona, desde la cuna del pop, desde la cantera del rhythm and blues, desde la meca del rock.

 

 

La experiencia foránea y el profundo conocimiento de la música de raíz se dan la mano en una extravagante formación que goza de la calidad suficiente como para posicionarse en el top de los grupos de covers de nuestra provincia por derecho propio, por el tratamiento, el feeling y la fidelidad con que abordan su set list. Gordon ‘Sticky Fingers’ es el guitarrista/bajista que comenzó a asentar las primeras piedras de los originalmente llamados Alcatraz, con la intención de continuar la carrera que comenzó a desarrollar en Londres hace décadas, y que junto a ‘Animal’ Thomas en la batería, Paul ‘The Shovel’ como guitarrista zurdo y el gran teclista/cantante Daniel ‘The Tickler’ (con una extensa carrera como músico de sesión y premios musicales otorgados en su Escocia natal) dan forma a una excepcional banda de sonido orgánico y repertorio de clásicos. Pero sin duda, uno de los alicientes principales para descubrirles es la presencia de Chris Hannell ‘Magpie’, un jovencísimo guitarrista y cantante, con un desbordante talento y capacidad de absorción, que vive y respira música, muta y se adapta, y posee un innato talento similar al que se asocia a los genes del flamenco en la etnia gitana.

 

Rock, Blues R&B, una forma de expresión artística que transmite naturalidad y que les lleva a desarrollar su exposición por el suroeste español y el Algarve portugués desde hace cinco años, creando un clima especial absolutamente exportable y complementario al nuestro. Una excelente forma de acentuar y elevar parte de nuestra forma de entender y adaptar la cultura foránea a la nuestra, tal y como hicieron sus antecesores hace casi dos siglos en el entorno minero, aplaudida, reclamada y respetada por el origen de la misma y el cauce elegido para desarrollarla.

 

 

Animales de escenario, su hábitat natural, su manera de expresarse, genética identidad que busca afinidad social y que encuentra en la música la estabilidad emocional. Raza especial, de apariencia externa fría e introspectiva, pero que comparten con Andalucía la pasión y el amor por su arte autóctono. Músicos, mentes privilegiadas que acortan las distancias geográficas y que acercan culturas que una vez convivieron y que el tiempo y al arte vuelven a reencontrar en pentagramas.

 

Más sobre Cell Block en su perfil de Facebook.

Próximos conciertos en Huelva y provincia: pincha aquí