16 de julio de 2018

Héroes: Trazando senderos de legado y tradición

Por Héctor Núñez.

 

Cuando a mediados de los 80 en plena transición social una efervescente actividad musical inconexa segmentaba al público en sectores delimitados, surgió una banda capaz de llamar la atención y agradar a las diferentes tribus urbanas, despojarse de la mediocridad implícita en la escena latente y absorber las influencias sajonas reinantes al otro lado de la frontera para re-exponerlas en nuestro idioma. El grupo más internacional de nuestro país, el grupo con mayor eco y oscuro legado sonoro: Héroes del Silencio.

 

Al asignar el término “tributo” en el ámbito artístico sabemos de antemano que abrimos la caja de Pandora. Detractores, defensores, indiferentes, pero reconocida aceptación masiva de un público que en ocasiones ansía rememorar grandes himnos y trasladarse momentáneamente a un intervalo emocional determinado. Acudiendo a la RAE, podemos observar que las cinco definiciones incluyen comunes adjetivos de esfuerzo, respeto y dedicación: “…sentimiento favorable…”, “…muestra de reconocimiento…”, “…reconocimiento de obediencia…”, “…obligación de pago para sostenimiento…”, “…carga u obligación…”, sin embargo su uso musical interno se suele realizar de manera despectiva en la mayoría de los casos, obviando el valor real y el sentimiento de cada propuesta.

 

 

Es ese sentimiento, esa necesidad de explorar las composiciones desde dentro, ese ansia de tratar de ponerse en la piel de Bunbury lo que llevó a Fran Sánchez hace apenas un año a fundar uno de las bandas tributo de mayor calidad y realismo de cuantas florecen en nuestro país. Un reto, una oportunidad de retomar y continuar su paralizada carrera musical, adaptando sus inquietudes a la demanda oficial que le permita volver a pisar escenarios para poner en marcha nuevas ideas compositivas. Desde 1995 con Quintaesencia y posteriormente con Ángeles Caídos, con quienes editó en 1999 “De Kongo a Cambayá” (álbum de culto y pieza de coleccionismo), su intermitente relación con la música se ha visto marcada con su movimiento geográfico por Italia, Madrid o Sevilla, impidiéndole consolidar los planes que afrontaba y casi relegando su temperamental voz a esporádicos pasos por el estudio, hasta que su definitivo asentamiento en la ciudad hispalense le hace replantearse su nuevo y más ambicioso proyecto hasta la fecha.

 

Realizando un imposible malabarismo artístico, Fran consigue reunir en Héroes a un auténtico Dream Team de músicos onubenses, con dilatadas trayectorias que han escrito capítulos tan importantes en la historia musical de nuestra ciudad como Cisne Negro, Black TV o Almadura (entre decenas de otros) en el caso de Cayetano Carrasco; Camarlengo, Muröi o Elemento en el de Marko Moreno;  Siberia, Dasare y Eiden en el CV de Pablo Morán; y Funktumaka, El Rincón de María o Sergio Contreras como carta de presentación de Javier Cerna en Barcelona y Huelva. Sin duda, una mixtura de estilos, tendencias y, sobre todo, talento suficiente para poder abordar unas interpretaciones serias, sinceras y reales de un grupo caracterizado fundamentalmente por su particular sonido, arpegios enrevesados y empaque en directo.

 

 

La respuesta del público en su presentación es increíblemente abrumadora provocando un proceso viral en redes sociales que propaga la calidad sobresaliente del proyecto sobre otros similares y genera a su vez un efecto llamada en salas de Huelva, Sevilla, Cádiz y Badajoz, agotando prácticamente el circuito local del suroeste en menos de un año con excelente aprobación de un público con hambre de HdS, que reconoce, aplaude y agradece un espectáculo tan fiel y respetuoso como el que ofrece Héroes, siempre regado con un cariño y admiración especial de sus integrantes hacia los autores.

 

Arte, música, esas son las palabras, la matriz de lo que nos une y nos mueve, la raíz desde la que parten las miles de diversificaciones e interpretaciones de una manifestación cultural, de un tesoro universal que debemos seguir mimando y protegiendo con las armas del respeto y el reconocimiento a quienes las hacen grandes, con el tributo pagado a quienes fueron “Héroes.

 

Más sobre Heroes en su perfil facebook.