Parque Minero de Riotinto y Cuenca Minera, paisajes de otro planeta

La comarca de Riotinto esta ligada, desde siempre, a la minería. El torturado paisaje es fruto del esfuerzo del hombre que, desde hace miles de años ha ido pasándose, de mano en mano, de generación en generación, la azada, el pico, la locomotora de vapor, o la moderna máquina retroexcavadora para modelar de forma impertérrita un paisaje que bien pudiera situarse en otro planeta.

 

Museo Minero

El edificio del hospital de la Empresa Río Tinto Company Limited, construido en 1927, reúne hoy el legado de una tradición minera de 5.000 años de antigüedad. El museo minero “Ernest Lluch” conserva el sabor de la arquitectura británica de la época. Ya en su interior, se puede hacer un recorrido por el modo en que los diversos pobladores de la comarca se las ingeniaron para arañar a esta sufrida tierra sus más preciados tesoros. Se incluye una reproducción de una explotación minera romana, e incontables piezas de minería y metalurgia de todos los tiempos. Otras secciones exponen al visitante las características medioambientales y geológicas de la comarca, que han marcado su devenir histórico y económico. Una pieza única del museo es, sin duda, el denominado vagón del Maharajá, el vagón de vía estrecha más lujoso del mundo, construido para la reina Victoria de Inglaterra y traído a la Cuenca Minera de Riotinto para una visita del Rey Alfonso XIII.

 

Corta Atalaya

Este inmenso cráter de 1.200 metros de diámetro y 345 de profundidad constituye la seña de identidad de esta comarca ligada, desde la noche de los tiempos, a la actividad minera. Llegó a albergar en sus terrazas a más de 12.000 obreros, convirtiéndose en una revolucionaria forma de extraer el mineral, en forma de “corta”, que generó la mayor explotación minera a cielo abierto de Europa, y una de las mayores del mundo. Esta imponente brecha en la tierra, por la que entraron prosperidad económica y avances tecnológicos al resto de la provincia onubense, encierra una belleza agreste, donde contrasta el rojo sangre del mineral con el esmeralda de las balsas de aguas sulfurosas de su subsuelo. Asomarse a su interior provocará al visitante una sensación difícil de olvidar.

 

 

Mina Peña del Hierro

Situada junto al municipio de Nerva, esta explotación minera a cielo abierto junto a un pozo, o mina subterranea, tiene más de 150 metros de profundidad. Su nombre se debe a la gran veta de este metal que corona la corta. La extracción del mineral se inicia en el periodo romano, pero es en el siglo XIX donde alcanza su mayor apogeo, destacando su elevada pureza, o ley. Desde el museo minero se puede concertar la visita a este interesante enclave a través de guías especializados y conocer una auténtica galería minera.

 

Ferrocarril Turístico minero: ‘Ruta en tren’

La presencia británica en la Cuenca Minera de Riotinto supuso la introducción de importantes avances tecnológicos, entre los que destaca la construcción de una línea de ferrocarril que aseguraba el traslado hasta el puerto de Huelva. Del trazado original, que discurría paralelo al río Tinto y que llegó a contar con 143 locomotoras, 2.000 vagonetas de mineral y más de 1.300 vagones, se han recuperado 12 kilómetros para su uso turístico. El recorrido, realizado en vagones restaurados de la época, trasladará al viajero por las vías del tiempo y la memoria.

 

Casa nº 21 y barrio inglés

El barrio de Bellavista, construido en el siglo XIX para albergar a la colonia británica que dirigía la actividad minera, traslada todo la esencia de la Inglaterra victoriana a este rincón de Andalucía. La Casa nº 21 fue construida hacia 1895, y gracias a una respetuosa restauración, en sus casi 600 metros se podrá evocar con todo lujo de detalle la vida cotidiana de una familia británica afincada en la Cuenca Minera. Además, se han habilitado dos espacios expositivos dedicados a los avatares de la colonia británica.

 

 

Otras visitas

Esta tierra rica en minerales, guarda, además, incalculables riquezas naturales, patrimoniales y arqueológicas. En la zona de El Pozuelo se encuentran numerosos dólmenes y vestigios de la cultura de los primeros pobladores de estas tierras. Hasta un total de 49 yacimientos megalíticos se pueden visitar a través de una Ruta Dolménica que comienza en el Centro de Interpretación de Zalamea la Real. En Nerva, cuna de artistas, se encuentra el Museo “Daniel Vázquez Díaz”. Dedicado al insigne pintor modernista nacido en esta tierra, sus más de mil metros acogen exposiciones permanentes y temporales de arte contemporáneo. El estilo vanguardista del propio edificio sugiere al visitante lo que luego encontrará en su interior. En el límite norte de la comarca se encuentra la plaza de toros más antigua de España. Declarada monumento nacional, se ubica en el no menos pintoresco pueblo de Campofrío.

 

El Río Tinto y la NASA

El río de las aguas rojas es único tanto por su belleza cromática como por sus excepcionales condiciones ambientales. Tan peculiar e interesante resulta, que la agencia espacial norteamericana NASA y el Centro Español de Astrobiología se han fijado en el Río Tinto para estudiar la probable similitud entre sus condiciones ambientales y las que podrían darse en el planeta Marte.

 

Cine y Río Tinto

Las peculiaridades paisajísticas e históricas de la zona suponen un intenso atractivo para el mundo del cine. La reciente película El corazón de la Tierra, ambientada en la revuelta minera de 1888 conocida como El año de los tiros, ha dado pie incluso a la creación de una ruta turística, propuesta por la Andalucía Film Comission (www.andaluciafilm.com).

 

 

Teléfonos de interés:

Parque Minero de Riotinto: 959 59 00 25

Museo Vázquez Díaz de Nerva: 959 58 28 11

Ayto. de Zalamea la Real: 959 56 12 75