10 de abril de 2018

Black TV: Mestizaje en la distancia

Por Héctor Núñez.

 

Si tratamos de visualizar a un músico onubense que personalice la adaptación y versatilidad, cuyo bagaje musical se remonte a casi treinta años atrás y que a día de hoy siga reinventándose, probablemente uno de los primeros nombres que aparezcan en la memoria sea el de Fernando Guil. Un incansable de la escena  a ambos lados del negocio, reconocido, admirado y respetado en su tierra y fuera de ella, uno de los nombres imprescindibles en la historia musical de Huelva.

 

Viviendo en una constante renovación estilística y ajeno al estancamiento evolutivo, Fernando fue partícipe del éxito de los primeros Palas Atenea, fundando posteriormente Cultura Probase (referentes de nuestra ciudad en todo el territorio nacional), SonidoEx (con el núcleo de los actuales Bolu2 Death), Cultura Off (donde retoma su raíz más analógica), colaborando en las producciones de David Garrido (maestro de la vertiente más ambiental  y minimalista de nuestra ciudad) y formando Black TV, su actual proyecto que retoma en una nueva reencarnación tras dejarlo en estado de hibernación hace cinco años.

 

 

Black TV supone un paso más en su perenne búsqueda de la excelencia, sin necesidad  alguna de ratificar o argumentar su propia identidad musical. Establecido geográficamente en Burgos, en apenas unos meses Fernando pone en marcha el nuevo proyecto de Black TV junto a Raúl, Pala y Berri, editando en este 2018 un primer trabajo bautizado como Lady Fingers bajo el sello Lengua Armada y realizando un fantástico concierto de presentación en Huelva, recogido posteriormente como base para un nuevo clip de su segundo single.

 

Lady Fingers podría definirse como la perfecta BSO para Shaft 2.0. Otra vuelta de tuerca a su particular sonido y forma de entender la música, donde Fernando ahora adopta un protagonismo casi absoluto en roles de composición, ejecución y producción (un trabajo artesanal DIY) para crear un interesante y contundente híbrido entre la frescura de Cultura Probase, la electrónica y experimentación de SonidoEx y el sonido más orgánico de Cultura Off. Una perfecta representación del mestizaje generado por la unión del rock, funk y electrónica con un sonido y producción excelentes acompañados de un cuidadísimo concepto visual, seña de identidad de todos sus proyectos

 

Black TV se ha posicionado en apenas unos meses como una realidad a nivel nacional, comenzando una campaña de despliegue en medios con una gran aceptación y sobresalientes críticas que están generando y facilitando el cierre de fechas por todo el territorio en ciudades como Bilbao, Vitoria, Madrid, Málaga o Burgos.

 

Una interesante propuesta, una realidad y la consolidación de otro proyecto más de Fernando Guil, desde Huelva y para el mundo.

 

Más sobre Black TV en su perfil de Facebook.